Mantas y colchones
Debido al temporal del sábado pasado, nos solidarizamos con quienes han sufridos las consecuencias en Bahía Blanca. Está atent@ a las necesidades de tu familiares, seres queridos, vecinos... y si querés dar una mano, se necesitan mantas y colchones en el Hogar Mamá Margarita, Moreno 1268. ¡Gracias por cualquier colaboración que puedan acercar!
Entrevista a Nela Agesta
Nela Agesta es el nombre que relacionamos al nombrar al Hogar Mamá Margarita. Pese al sacrificio que requiere llevarlo adelante, ella transmite una serenidad asombrosa y una actitud admirablemente esperanzadora. Nos compartió la historia del Hogar, teniendo como referencia la cita evangélica: "Todo lo que hacen por uno de mis más pequeños hermanos, lo hacen por mí" (Mt.25, 40)

¿A qué se debe el nombre del Hogar?
Lleva el nombre de Mamá Margarita por la mamá de Don Bosco, que tanto hizo por los niños y jóvenes.

¿Cómo comienza el comedor?
Un 11 de setiembre fui al acto del día del maestro a la escuela 11, donde concurría el más chico de nuestros hijos. En ese momento, luego de presenciar el acto, me acerco a la directora para saludarla y cuál sería mi asombro al decirme que había unos 20 chicos que se desmayaban de hambre. Como no había comedor escolar, esta señora traía para estos chicos, la comida preparada desde su casa. Al regresar a mi casa se lo comenté a Jorge, mi esposo, que como flotando en el aire, pasados 3 ó 4 días, me dijo: ¿qué te parece si ponemos un comedor??. No teníamos nada? el salón donde habíamos tenido hasta hacía 6 meses antes un autoservicio que se llamaba La Familia, estaba vacío; porque por esos problemas de la economía argentina y de varios economistas que pasaron, hasta llegar a la circular 1050 que fundió a muchos, mi familia también sufrió de este problema que por gracia de Dios pudimos superar. En ese mismo salón, un 24 de setiembre de 1982, comenzamos una etapa de nuestra vida que nos marcó para siempre y a fuego.

¿Tuvieron colaboración de la familia, los vecinos??
A los primeros que les pedimos permiso para compartir este proyecto fue a nuestros 5 hijos. Ellos tenían la libertad de decir sí o no, pero realmente su solidaridad fue muy grande. No es fácil compartir el cariño de los padres. Luego le comentamos al párroco que en ese momento era el P.Marcelo Melani (Obispo de Neuquén) quien se solidarizó con el proyecto y dijo sí a este sueño que recién comenzaba. Así iniciamos algo que no fue fácil. Se habló a la comunidad, se sumó mucha gente para ayudar, como el Dr. Jorge Esandi, que atendió a los chicos durante 19 años ad honorem y con mucha vocación de servicio. Así fue como, según los signos de los tiempos, se fue trabajando. El Sr. Enrique Jarat, ayudó desde el comienzo y sigue haciéndolo con su familia dando un apoyo silencioso y constante.

¿Cómo es hoy el Hogar?
Hoy contamos con 5 casas donde viven chicos que por distintas circunstancias, pasan su vida en este Hogar. El centro de día comienza a las 6.30 y termina a las 19 hs. con los últimos chicos, ellos concurren al Hogar con algún mayor, casi siempre con sus mamás, quienes dejan sus hijos y van a trabajar. Estos chicos desayunan, almuerzan y meriendan en el Hogar? hacemos de puente entre la escuela y la familia.
Una gran preocupación siempre ha sido el estudio y en este momento contamos con un muy buen grupo de maestros y profesores que en distintos días de la semana están de 17.30 hasta las 22 hs., con apoyo en las distintas materias. Así se trabaja y se hacen hábitos de estudio. Hay gente que pone lo mejor para que los chicos y jóvenes tengan las mismas posibilidades que los demás.

Hay muchas actividades dentro del Hogar?
Tenemos asistencia espiritual, un día por semana la Eucaristía y asistencia médica gratuita. Nuestros chicos y jóvenes (los que eligen) concurren a La Piedad donde asisten al Movimiento de Exploradores de Don Bosco y a otros lugares como oratorios, Lauritas y a los campamentos que corresponden.
Un párrafo aparte merecen las cocineras que donan tantas horas en su lugar y que todo es condimentado con tanto amor. Los cursos de Formación profesional que durante todo el año funcionan en este Hogar, rotado en distintos horarios: panadería, pastas, confitería, etc. También durante todas las tardes se dictan talleres de bordado chino y otras artesanías.
Trabajamos constantemente con gente de Cáritas Arquidiocesana, quienes apoyan incondicionalmente a esta obra, al igual que la comunidad de la Pquia. San Juan Bosco.

Desde hace casi 30 años el Hogar presta distintos servicios que continúan de las manos de María, la Auxiliadora y aferrándonos a la Eucaristía, por eso seguimos con nuestros aciertos y nuestros errores y como decía Don Bosco "No basta amar a los niños, es preciso que ellos se den cuenta que son amados."

« 1 »